lunes, 22 de mayo de 2017

Que me mires

Que se te bajen los humos
y el éxito
de haberme tocado los labios
se te suba a la cabeza.

Que en un suspiro
digas todo
lo que no eres capaz
de decir con palabras.

Que me mires
como se mira un cuadro en un museo,
sin atreverte a tocarme
mas que con la mirada.
A acariciarme
las entrañas
con los ojos.

Que solo seas tú,
dedicándote a ser tú.

Y que
por favor,
me mires
como a mi me sale escribirte;
casi sin pensarlo.

jueves, 18 de mayo de 2017

La boca.





La boca
te sabe a limón con hielo.

Y cada vez que te alejas,
amarga.

Me cuesta beberte a cuentagotas 
y necesito dar tragos grandes.

Me estoy hidratando de ti.

Estoy dando los sorbos más grandes que he dado nunca.
Soy ansia en efervescencia.

Y por fin 
dejo de beberte con los ojos,
para empezar a hacerlo con los labios.

jueves, 20 de abril de 2017

Que juegues a esconderte.






Que tu suspiro juegue a esconderse en la piel de mi cuello.
Que la piel juegue a erizarse en cada caricia.

Que tú y yo, juguemos a llamar arte a esta sensación que los demás llaman amor.

Y que me beses, como si el frío no acariciase tu piel, como si la única con derecho a hacerlo fuese yo.

Porque te quiero.

O al menos me gusta pensar que lo hago.

martes, 14 de marzo de 2017

Tan por mi.

El cielo se cae a pedazos, y tus manos no están ahí para protegerme.
Mi corazón se rompe a pedazos, y tus labios están ahí para destrozarlo.
Me convierto en huracán, gracias a haber pasado por la tormenta.
Me siento diamante, porque nadie, ni siquiera tú, puede hacerme polvo.

Se me llenan los labios de tartamudeos cuando comprendo que no, que no vas a llegar.
Me estallan los lagrimales cuando comprendo que si, que puedo ser polvo, y arena.
Se me encierra un grito en la garganta, que me priva de la capacidad de gritar.
Se me acomplejan los miedos, al ver que se pueden hacer realidad.

Te me acomplejas tú, tan tú y tan todo, por mi, tan yo, y tan nada.
Tú...
Tú.
Tan nada, tan yo, y sobre todo, tan por mi.

Tan por mi que duele, tan por mi que engaña, tan por mi, que soy polvo,soy arena, y soy diamante.

sábado, 11 de febrero de 2017

Ella

Le gusta pintarse los labios,
y hacer ruido cuando camina.
Su boca se estira con cada sonrisa,
sabe que es preciosa.
Lo tiene tan, tan claro,
que da rabia verla andar.
Tan sutil, tan segura de si misma...

Tan fácil enamorarse de ella,
que es casi imposible no hacerlo.

martes, 20 de diciembre de 2016

Carta de mi, para ti.

Querida tú:

Llevo segundos, minutos, horas, días, e incluso meses pensando en ti.

Y solo yo soy consciente de lo mucho que me duele hacerlo.

Aún te quiero, de hecho, creo que siempre te querré.

He intentado olvidar ese sentimiento de extrañarte. El sentimiento, no a ti, me importas demasiado.

He comprado inspiración con auténtica devoción a vendedores ambulantes de palabrería barata, adivina qué : hasta sus versos me recuerdan a ti.

Aún me cuesta sonreír.
Antes de irte me cosiste los labios con un adiós.
Y aún así, yo imaginé, y confieso, sigo imaginando, un hasta pronto.

Aún suspiro cada vez que cojo el bolígrafo, porque, a pesar de haberme jurado a mi misma no volver a escribirte, aquí estoy de nuevo.

Gracias, supongo, por hacer de musa involuntaria de mis poemas más rebeldes.

Te echo de menos, por favor, no vuelvas.