domingo, 13 de agosto de 2017

Doy fe

Doy fe
del tiempo,
que me quita la vida
con manos tiernas e implacables.

Doy fe
de que el mundo
se nos muere bajo los pies,
y solo somos capaces
de pisar más fuerte.

Doy fe
de que sentir
es, fácilmente,
lo más humano que me queda.

Doy fe
del miedo y la impotencia
que me produce
ver la inspiración alejarse,
sin tener
garantía alguna,
de su regreso.

Doy fe
de que escribir
es un peligro
para la mente
cuando no es sobre amor.

Y
doy fe
de mi mirada,
fija en el mar,
sabiendo
que te has ido,
y nunca volverás.

domingo, 30 de julio de 2017

Protesta

Tengo una duda:
¿Cómo le hablas a un niño de paz cuando explosiones y disparos le sirven de nana?

Canción de cuna, de luna, de bala.

¿Cómo es que seguimos creyendo que el miedo se soluciona con más miedo?

Que yo para escribir RESPETO necesitaría mayúsculas más grandes, y en los corazones se hace cada vez más pequeño.

Que la lucha se entiende como guerra y no como reivindicación.

¿Cómo es que nosotros, ciudadanos de una falsa ilusión de paz, fomentamos la guerra?

¿Cómo hemos llegado al extremo en que el animal es más humano que el propio hombre?

Impacto.
A cubierto.

La dura realidad.

Se ha dejado de creer en la humanidad, el calor, la solidaridad.

La igualdad ha quedado atrás, el dinero, el consumismo, han ocupado su lugar.

Ahora y siempre falsedad, poca cordialidad.

Rotunda revolución interior, silencio conformista exterior.

El mundo está para cambiarlo, eso está más o menos claro, ¿pero cómo vamos a conseguirlo, si le tememos al cambio?

¿Es alguien libre de verdad o solo en apariencia?

Me aterra la pérdida de la inocencia,
esa que ciertas manos torpes rozan con avaricia,
llevada al punto de codicia,
sin pensar en los demás.

Acostumbrados a crear mundos en nuestro propio ombligo,
ya no vemos nada más
que posesión difuminada
en ilusión de amabilidad.

Muiños

Si el vuelo de una mosca no me hubiese despertado,
no te habría visto amanecer.

Quizás tú para mi
seas el París
que todo poeta
ha estado buscando
durante
toda
su
vida.

Quizás yo para ti
solo sea
otra
tonta
enamorada
de como brillan tus estrellas por la noche.

Gracias por darme tanto
a cambio de tan, tan poco.

Las nubes emigran,
me despido.

Te amo,
como nunca he querido a nada.

Volver a pisarte,
a sentirte
rozándome la piel
con esa vida tan tuya,
que,
sin quererlo,
has convertido en nuestra.

lunes, 10 de julio de 2017

El amor



Sé que es duro,
que se me atascan las ganas en el estómago cada vez que pienso en ello,
y que la vida no tendría sentido si no existiese.

Que le gusta jugar a perderse entre la gente,
y portarse mal conmigo;
romper
ladrillo a ladrillo,
mi muro de inseguridades,
y recubrirme de valentía
en su lugar.

Y también sé,
que en el fondo disfruta
cuando por su culpa,
me parto en cachitos
y solo me sale llorar.

jueves, 6 de julio de 2017

Pensamiento corto número siete

Se me ha olvidado como pronunciar tu nombre
si no es con el corazón en los labios.

Que te vaya bonito





Quiero tener el valor de aceptar
de una vez
que no va a haber segunda parte.

Que tus ojos ya no brillan por mirarme,
y que,
que no digas nada,
no quiere decir que me echas de menos,
sino todo lo contrario.

Que estás mejor sin mi.

Que has decidido arrancarme las alas,
para volar por tu cuenta.

Que espero,
con todo mi corazón,
que te vaya bonito.

Y que seas capaz de mirar a los ojos a alguien
con la intensidad,
que yo
te transmitía con los míos.

miércoles, 5 de julio de 2017

Con caos incluido




Se me congela el tiempo
cuando tu mirada roza la mía
en el espejo.

Cuando te atreves
a declararme
una guerra silenciosa
de besarnos con la mirada,
y ver quien tiene más aguante
para no hacerlo realidad.

Me hace gracia
que me veas tan débil,
débil por tus labios.

Eres
preciosa,
simplemente preciosa.

El ser más bonito que,
tal vez,
y con mucha suerte,
he sido capaz de rozar.
Aún con miedo a que te rompas
entre mis dedos,
y te me claves para siempre
en el corazón.

Me das rabia,
de tantas formas,
que prefiero ahogar mis pensamientos
en las curvas de tus labios,
y susurrarte
que solo quiero que sepas que te quiero,
con caos incluido.