domingo, 11 de septiembre de 2016

Roma.

Querida Roma:

El corazón me estalla en mil emociones al siquiera mencionar tu nombre, imaginar tu silueta y pensar en tu aroma.

Te echo de menos.
Te quiero.

No hay comentarios:

Publicar un comentario