lunes, 16 de octubre de 2017

Ella, Galicia

Ella
mi amor terrenal,
la única con capacidad de llenarme,
la que me inspira.

Arde de impotencia,
se quema de rabia
en bolboretas* de ceniza.

Me rezuman los ojos de rabia.

Me retumba el corazón en el pecho,
con fuerza,
se hace pequeño,
y me aprieta.

La avaricia,
enemigo incansable,
se lleva a bocados de fuego
mi esperanza,
mi verde,
mi hogar.

Su risa crepitante
ruge en mis entrañas.

Iluminando mis ojos
el fuego,
enemigo de lo bueno,
de lo libre,
de mi tanto.

Un trozo de mi está ardiendo,
me han quemado,
calcinado.

Macabro el sonido del dinero,
que sobre mi sagrada tierra riega sus pasos.

Siembra mi miedo,
siembra mi odio,
riegan sus pasos.

Me abrazo a la lluvia,
para que cure,
para que sane y cicatrice,
con su lenguetazo de vida
esa tierra,
Galicia,
mi alma.





Bolboreta: Mariposa en gallego.

miércoles, 4 de octubre de 2017

El quesero poeta.

Tras mis pies dejo ese aroma
a libertad y queso dulce
que me ha tocado el alma
con manos expertas.

Acariciando el paladar
a cada sílaba sentida,
escrita y sonada.

Cada momento exhalado
con el calor del verso impreso
y aplastado contra el papel,
como si de allí procediese.

Con sentido expreso,
me vuelco en esta rima que no rima,
en intento imposible,
con ánimo sensible
de no esgrimir muy mal,
mi arma el bolígrafo,
y mi objetivo,
libertad.

martes, 26 de septiembre de 2017

Lo fácil de no ayudar

Lo fácil que es
tener los ojos bien abiertos,
los labios sellados
y las manos en los bolsillos.

Sentirme esclava
de mi misma
y del reloj,
que me resta segundos,
que me resta vida.

Esclava del recuerdo,
de vivir en el pasado.
De no saber,
lo que es el presente.

De sentirme sola
en el conocimiento de la ignorancia,
que nos cubre los ojos
con vendas cada vez más venenosas.

Esclava de mi mente,
ese monstruo que me muerde desde dentro.
Que me odia,
y me revienta lo poco sano que me queda,
el cuerpo.

De sentirme podrida
y retorcida,
extraña en mi propio cuerpo,
solo porque lo que veo en mi reflejo
me gusta.

Cuando según esta jaula,
tan enemiga,
la sociedad,
debería aborrecerlo.

Se me escapa la tristeza por los ojos,
cuando unas manos ajenas me taponan la garganta,
solo por el gusto de no hacerme protestar.
De no dejar que me queje.

Y de intentar
que olvide,
lo que es sentir.

domingo, 17 de septiembre de 2017

Quiero ser pájaro



Quiero ser pájaro.

Y ser libre,
sin necesidad de aire.

Y romper la jaula,
mas grande e impura que he conocido.

Esa que nos rodea,
a la que llamamos sociedad.

Que se cierra a nuestro paso,
que se hace más fuerte a cada empujón.

Pero cuando sales,
cuando sales
la vida tiene color,
huele a libre.

Corre el viento
y salta la voluntad.

Se te pegan las ganas a los labios,
y solo quieres gritar,
volar.

Ser tan pájaro
como tus alas lo permitan.

sábado, 26 de agosto de 2017

Harta de ser:

Esclava de la sociedad
del patriarcado,
del mercado laboral.

De la comida,
del tabaco,
de impuestos por pagar.

De la vida,
de la noche,
esclava de respirar.

Del lujo,
la compostura,
y de la obligación a brillar.

No querida ansiedad :

Bienvenida de nuevo.

Llevaba mucho sin verte
y se me hace demasiado fácil vivir sin ti.

Sé que me echabas de menos,
mientras yo
solo podía pasar por los días
con un miedo atroz
a volver a rozarte con las puntas de los dedos,
en una caricia
demasiado lenta,
y demasiado mortal,
como para que mi corazón lo volviese a aguantar.

Obligándome a recordarte
con la peor imagen,
a la que mi cerebro se ata
con cadenas,
uñas,
dientes
y complejos.

Ojalá no volver a verte,
ser capaz de romperte en pedacitos,
y que
entre las manos
no te quede siquiera
la capacidad,
ni la aspiración
de ser.

domingo, 13 de agosto de 2017

Doy fe

Doy fe
del tiempo,
que me quita la vida
con manos tiernas e implacables.

Doy fe
de que el mundo
se nos muere bajo los pies,
y solo somos capaces
de pisar más fuerte.

Doy fe
de que sentir
es, fácilmente,
lo más humano que me queda.

Doy fe
del miedo y la impotencia
que me produce
ver la inspiración alejarse,
sin tener
garantía alguna,
de su regreso.

Doy fe
de que escribir
es un peligro
para la mente
cuando no es sobre amor.

Y
doy fe
de mi mirada,
fija en el mar,
sabiendo
que te has ido,
y nunca volverás.

domingo, 30 de julio de 2017

Protesta

Tengo una duda:
¿Cómo le hablas a un niño de paz cuando explosiones y disparos le sirven de nana?

Canción de cuna, de luna, de bala.

¿Cómo es que seguimos creyendo que el miedo se soluciona con más miedo?

Que yo para escribir RESPETO necesitaría mayúsculas más grandes, y en los corazones se hace cada vez más pequeño.

Que la lucha se entiende como guerra y no como reivindicación.

¿Cómo es que nosotros, ciudadanos de una falsa ilusión de paz, fomentamos la guerra?

¿Cómo hemos llegado al extremo en que el animal es más humano que el propio hombre?

Impacto.
A cubierto.

La dura realidad.

Se ha dejado de creer en la humanidad, el calor, la solidaridad.

La igualdad ha quedado atrás, el dinero, el consumismo, han ocupado su lugar.

Ahora y siempre falsedad, poca cordialidad.

Rotunda revolución interior, silencio conformista exterior.

El mundo está para cambiarlo, eso está más o menos claro, ¿pero cómo vamos a conseguirlo, si le tememos al cambio?

¿Es alguien libre de verdad o solo en apariencia?

Me aterra la pérdida de la inocencia,
esa que ciertas manos torpes rozan con avaricia,
llevada al punto de codicia,
sin pensar en los demás.

Acostumbrados a crear mundos en nuestro propio ombligo,
ya no vemos nada más
que posesión difuminada
en ilusión de amabilidad.

Muiños

Si el vuelo de una mosca no me hubiese despertado,
no te habría visto amanecer.

Quizás tú para mi
seas el París
que todo poeta
ha estado buscando
durante
toda
su
vida.

Quizás yo para ti
solo sea
otra
tonta
enamorada
de como brillan tus estrellas por la noche.

Gracias por darme tanto
a cambio de tan, tan poco.

Las nubes emigran,
me despido.

Te amo,
como nunca he querido a nada.

Volver a pisarte,
a sentirte
rozándome la piel
con esa vida tan tuya,
que,
sin quererlo,
has convertido en nuestra.

lunes, 10 de julio de 2017

El amor



Sé que es duro,
que se me atascan las ganas en el estómago cada vez que pienso en ello,
y que la vida no tendría sentido si no existiese.

Que le gusta jugar a perderse entre la gente,
y portarse mal conmigo;
romper
ladrillo a ladrillo,
mi muro de inseguridades,
y recubrirme de valentía
en su lugar.

Y también sé,
que en el fondo disfruta
cuando por su culpa,
me parto en cachitos
y solo me sale llorar.

jueves, 6 de julio de 2017

Pensamiento corto número siete

Se me ha olvidado como pronunciar tu nombre
si no es con el corazón en los labios.

Que te vaya bonito





Quiero tener el valor de aceptar
de una vez
que no va a haber segunda parte.

Que tus ojos ya no brillan por mirarme,
y que,
que no digas nada,
no quiere decir que me echas de menos,
sino todo lo contrario.

Que estás mejor sin mi.

Que has decidido arrancarme las alas,
para volar por tu cuenta.

Que espero,
con todo mi corazón,
que te vaya bonito.

Y que seas capaz de mirar a los ojos a alguien
con la intensidad,
que yo
te transmitía con los míos.

miércoles, 5 de julio de 2017

Con caos incluido




Se me congela el tiempo
cuando tu mirada roza la mía
en el espejo.

Cuando te atreves
a declararme
una guerra silenciosa
de besarnos con la mirada,
y ver quien tiene más aguante
para no hacerlo realidad.

Me hace gracia
que me veas tan débil,
débil por tus labios.

Eres
preciosa,
simplemente preciosa.

El ser más bonito que,
tal vez,
y con mucha suerte,
he sido capaz de rozar.
Aún con miedo a que te rompas
entre mis dedos,
y te me claves para siempre
en el corazón.

Me das rabia,
de tantas formas,
que prefiero ahogar mis pensamientos
en las curvas de tus labios,
y susurrarte
que solo quiero que sepas que te quiero,
con caos incluido.

Pensamiento corto número seis

El sinónimo de locura
debe ser amor no correspondido.

domingo, 2 de julio de 2017

Pensamiento corto número cinco.

A veces a tu felicidad le gusta jugar
 a ponerle trabas a la mía.

Me destroza por dentro.

Se me anudan las palabras en el estómago
cada vez que te miro a los ojos.

Te juro
que acabo de notar como se me parte el corazón
y las esquirlas se me atascan en los ojos.

Que no soy capaz
de hablar sin atragantarme
con el nudo que me crece
con tu nombre,
en la garganta,
y que presiona,
hasta que explotas por dentro.

Hasta que los pensamientos se me desbordan.

Estoy dando la vida,
por seguirla viviendo,
y me destroza por dentro.

domingo, 25 de junio de 2017

Voy a tener que encontrarme

Se me escapa la vida entre las grietas de los labios cuando la reclamo a sollozos.

Los rascacielos de tus manos no son capaces de retenerla
aquí,
conmigo.

Ese vacío tan lleno de todo
que tan conocido tengo
se me instala en el pecho para quedarse.

Y solo soy capaz
de darle la bienvenida entre lágrimas,
sollozos y gritos silenciosos,
que me reclaman que, en efecto;
me estoy jodiendo la vida.

Se me apaga la bombilla,
deja de latirme el motor,
y solo puedo llorar ante la idea
de que he vuelto a perderme.

Y voy a tener que encontrarme.

martes, 20 de junio de 2017

Ansiedad bajo la lluvia

El nudo ocupa más que mi garganta,
y la lluvia, no es capaz de disimular todas las lágrimas que aún tengo guardadas.

El aire me mueve las cuerdas vocales,
y no emiten sonido alguno.

La mirada perdida,
no sabe si encontrarse,
o prefiere perderse para siempre.

Me duelen los oídos de tanto silencio.

La lluvia llama a la puerta
que es mi piel,
pidiendo paso, que la deje entrar.

Y limpiarme por dentro
al fin.

jueves, 15 de junio de 2017

Otto Rink Mt (01/01/1923 - 23/03/1943)

Otto:

Llevo casi más años que dedos tengo en las manos sin escribir una carta, y creo recordar, que lo primero es un saludo.

Hola suena demasiado informal, y buenos días demasiado serio.

Lo sé, hay algo extraño en que alguien te escriba sin conocerte de nada.
Pero, para serte completamente sincera, me encantaría haberlo hecho.

Has jugado con mi corazón y me has emocionado, como pocas cosas lo han hecho a lo largo de mi corta vida.

Imagino que esta es una manera muy simple, y a la vez muy mía, muy nuestra, de darte las gracias.

Por haber existido, supongo, si es que eso se puede agradecer.
Por haberme dejado ser la afortunada que acabase con una foto tuya entre los dedos.
Por que, tal vez, alguna vez pisaste el mismo suelo que hoy piso yo.
Por que, tal vez, pensaste en alguien de la misma forma en que yo hoy pienso en ti.

Creo que gracias, es lo mínimo que puedo decir.

Has jugado con mi piel de gallina, mi corazón, el cual yo creía infranqueable, y mi voz temblorosa hablándole a la gente de ti.
De que has existido, de que has sido.

Quiero decirte que me has rozado el corazón con un suspiro de hace años, y has hecho que lo sienta nuevo.

Siento no poder dejar esto en manos de alguien a quien de verdad le importes, pero esta, es esa manera tan mía y tan nuestra, de dejarte libre.


                                                                                               Tuya, tuyísima, Laura.

Pensamiento corto número cuatro

Ya son ganas
de llamar poesía
eso que los demás
llaman esperanza.

sábado, 10 de junio de 2017

Decirte

Que los fuegos artificiales
me recuerdan a ti
como todas las cosas bonitas
lo hacen.

Que se me anudan los labios
en besos
cada vez
que pienso en tu nombre.

Y que te echo tanto de menos
que me duele recitarte.

lunes, 29 de mayo de 2017

Delirio




Un estado de delirio innecesario
que termina por ser martirio en su más pura expresión.

Un gemido en el vacío,
buscando
alguna posible salvación.

Nada.
Silencio.

Y sé 
que tu recuerdo 
recibe mi llamada con la paciencia 
que reverbera 
en la inconsciencia que es poder llegar a amarte.

Grito.

Grito y libero pedazos de mi alma
que no sé si vale la pena rescatar,
o dejarlos caer al vacío de mi soledad.

Y mi sinceridad
es capaz
de rozar con suavidad tu paciencia ya perdida.

Me relamo los dedos en inocencia.

Trato de modelar la libertad.
La frustración se abre paso en mi pecho.

Me quedo estancada
en la contrariedad que flota en el aire,
en el humo que dispersan mis pulmones,
casi como si fuese
una última calada,
un último suspiro de mi existencia.

Acústica y moral,
contaminación.

lunes, 22 de mayo de 2017

Que me mires

Que se te bajen los humos
y el éxito
de haberme tocado los labios
se te suba a la cabeza.

Que en un suspiro
digas todo
lo que no eres capaz
de decir con palabras.

Que me mires
como se mira un cuadro en un museo,
sin atreverte a tocarme
mas que con la mirada.
A acariciarme
las entrañas
con los ojos.

Que solo seas tú,
dedicándote a ser tú.

Y que
por favor,
me mires
como a mi me sale escribirte;
casi sin pensarlo.

jueves, 18 de mayo de 2017

La boca.





La boca
te sabe a limón con hielo.

Y cada vez que te alejas,
amarga.

Me cuesta beberte a cuentagotas 
y necesito dar tragos grandes.

Me estoy hidratando de ti.

Estoy dando los sorbos más grandes que he dado nunca.
Soy ansia en efervescencia.

Y por fin 
dejo de beberte con los ojos,
para empezar a hacerlo con los labios.

jueves, 20 de abril de 2017

Que juegues a esconderte.






Que tu suspiro juegue a esconderse en la piel de mi cuello.
Que la piel juegue a erizarse en cada caricia.

Que tú y yo, juguemos a llamar arte a esta sensación que los demás llaman amor.

Y que me beses, como si el frío no acariciase tu piel, como si la única con derecho a hacerlo fuese yo.

Porque te quiero.

O al menos me gusta pensar que lo hago.

martes, 14 de marzo de 2017

Tan por mi.

El cielo se cae a pedazos, y tus manos no están ahí para protegerme.
Mi corazón se rompe a pedazos, y tus labios están ahí para destrozarlo.
Me convierto en huracán, gracias a haber pasado por la tormenta.
Me siento diamante, porque nadie, ni siquiera tú, puede hacerme polvo.

Se me llenan los labios de tartamudeos cuando comprendo que no, que no vas a llegar.
Me estallan los lagrimales cuando comprendo que si, que puedo ser polvo, y arena.
Se me encierra un grito en la garganta, que me priva de la capacidad de gritar.
Se me acomplejan los miedos, al ver que se pueden hacer realidad.

Te me acomplejas tú, tan tú y tan todo, por mi, tan yo, y tan nada.
Tú...
Tú.
Tan nada, tan yo, y sobre todo, tan por mi.

Tan por mi que duele, tan por mi que engaña, tan por mi, que soy polvo,soy arena, y soy diamante.

sábado, 11 de febrero de 2017

Ella

Le gusta pintarse los labios,
y hacer ruido cuando camina.
Su boca se estira con cada sonrisa,
sabe que es preciosa.
Lo tiene tan, tan claro,
que da rabia verla andar.
Tan sutil, tan segura de si misma...

Tan fácil enamorarse de ella,
que es casi imposible no hacerlo.