jueves, 20 de abril de 2017

Que juegues a esconderte.






Que tu suspiro juegue a esconderse en la piel de mi cuello.
Que la piel juegue a erizarse en cada caricia.

Que tú y yo, juguemos a llamar arte a esta sensación que los demás llaman amor.

Y que me beses, como si el frío no acariciase tu piel, como si la única con derecho a hacerlo fuese yo.

Porque te quiero.

O al menos me gusta pensar que lo hago.

martes, 14 de marzo de 2017

Tan por mi.

El cielo se cae a pedazos, y tus manos no están ahí para protegerme.
Mi corazón se rompe a pedazos, y tus labios están ahí para destrozarlo.
Me convierto en huracán, gracias a haber pasado por la tormenta.
Me siento diamante, porque nadie, ni siquiera tú, puede hacerme polvo.

Se me llenan los labios de tartamudeos cuando comprendo que no, que no vas a llegar.
Me estallan los lagrimales cuando comprendo que si, que puedo ser polvo, y arena.
Se me encierra un grito en la garganta, que me priva de la capacidad de gritar.
Se me acomplejan los miedos, al ver que se pueden hacer realidad.

Te me acomplejas tú, tan tú y tan todo, por mi, tan yo, y tan nada.
Tú...
Tú.
Tan nada, tan yo, y sobre todo, tan por mi.

Tan por mi que duele, tan por mi que engaña, tan por mi, que soy polvo,soy arena, y soy diamante.

sábado, 11 de febrero de 2017

Ella

Le gusta pintarse los labios,
y hacer ruido cuando camina.
Su boca se estira con cada sonrisa,
sabe que es preciosa.
Lo tiene tan, tan claro,
que da rabia verla andar.
Tan sutil, tan segura de si misma...

Tan fácil enamorarse de ella,
que es casi imposible no hacerlo.